El uso de la inteligencia artificial ofrece la posibilidad de cambiar radicalmente una serie de procesos aeroportuarios que en realidad siempre han sido manuales y no se han modificado demasiado en las últimas décadas. La inteligencia artificial permitirá que estos procesos o etapas del viaje se automaticen por medio de máquinas inteligentes, sin que sea necesario interactuar antes con una persona. De esta forma, todos pueden concentrarse en tareas más complejas o personales. 

KATE, el quiosco autónomo

Las fluctuaciones en el flujo de pasajeros plantean un desafío para los aeropuertos. ¿Qué sucedería si los quioscos pudieran trasladarse por sí mismos? KATE se trasladará de forma autónoma a las áreas congestionadas según sea necesario. 

Les presentamos a KATE

Leo, el robot inteligente para equipaje

Leo, un robot totalmente autónomo y autopropulsado, tiene capacidad para despachar el equipaje, imprimir etiquetas y transportar hasta dos maletas con un peso máximo de 32 kg.

Conozca a Leo
Conéctese con SITA